lunes, 21 de septiembre de 2009

El Candil (Xixon) por Pululante





Nueva quedada del club Fartones subsección Corresponsales :-) Esta vez dirigimos nuestros pasos, paladares y estómagos hacia El Candil en pleno centro gijonés.

Al entrar la primera impresión es de un local pequeño, con una decoración que necesita una renovación y con las mesas demasiado juntas para ser un sitio ya de cierto nivel (no en vano pertenece al club de Mesas de Asturias). La anécdota de la noche fue encontrarnos en la mesa de al lado a Manuel Vega Arango, el presidente del Sporting, aunque no pudimos enterarnos de ningún fichaje estrella.

A El Candil se le podría denominar un "restaurante de producto". En lugar de presentarnos la carta, el encargado nos comentó de palabra los productos que tenía disponibles, todos ellos pescados. Por supuesto también puedes pedir la carta, pero se ve que este restaurante está especializado en pescado (¡¡y del bueno!!) como pudimos comprobar después.

De entrante pedimos unos chipirones rellenos que iban acompañados de una salsa hecha con su propia tinta, y si los chipirones estaban buenos la salsa se salía, buff! Un plato delicioso, aunque quizá un poco escaso (sólo venían 4 chipirones) para los 18€ que costó (semeya un).

Luego vino el besugo a la espalda, que era el plato principal. Llevaba una preparación muy sencilla, el besugo iba tal cual, solamente acompañado por unas pocas verduras hervidas. Estaba exquisito, jugosín y se deshacía finamente al cortarlo. Se notaba que el producto era de primerísima calidad (semeya dos)

Esta vez sí dejamos algo de sitio para los postres. Allí me lancé con un arroz con leche sin requemar (para algunos es un sacrilegio pero a mí el requemado no me gusta nada nada) mientras que Merp se decantó por la tarta de queso. Mi arroz no estaba mal pero tampoco era ninguna maravilla. De la tarta tampoco oí muchas alabanzas, o sea que los postres quedan calificados como "normalitos" sin más.

La velada fue regada por un Martinez Bru del Priorat, un tinto muy rico y que resultó lo suficientemente suave para acompañar perfectamente al besugo.

La cuenta final salió por algo menos de 43€ por cabeza. Hay que tener en cuenta que tuvieron el detalle de invitar a los cafés.

20 comentarios:

Fartones dijo...

Veo que los corresponsales salen de nuevu dempues d'unos dies ensin "trabayar". Esti tiempu de folganza va facer que'l vuesu sueldu baxe esti mes ;-).

El Candil...fai mil años que nun paso perlli. Nun se si pase la ultima vegada alla pol 2001...madre mio. Si siguin teniendo la mesma decoracion, necesiten un cambiu, ya lu necesitaben nel 2001 :-)
El sitiu prestabame, veo que mantienen la filosofia del productu, lo que pasa ye que yo para chige de productu y pescau ya teo'l mio en Xixon. Lo de los calamares ye cosa vuestra saber si fueron caros o baratos, ya sabes, RCP. Los chipirones del otru dia nel Palaciu de Lluces nun yeren munchos, pero taben de muerte, nun fueron caros.

compangu dijo...

Una duda:
la foto del besugo ¿es de toda la ración que sirvieron, o sólo parte?

Porque me parece un pelín escasa. Y si ya los chipis ya eran pocos...

Por otro lado, por razones laborales paso bastante por la puerta del local, y creo recordar que hace 2 o 3 años que estuvieron pintando. Por lo que cuentas, no lo debieron hacer muy bien.

pululante dijo...

El besugo era a compartir entre tres. Nos lo emplataron y la foto corresponde a un tercio del mismo.

Curiosamente a la hora de ofrecer los pescados nos los ordenó según el número de personas para los que estaba pensado. El besugo entraba en la categoría de "para compartir entre tres", para dos por ejemplo tenían chopa, etc.

Los chipis estaban muy ricos pero me siguen pareciendo caros. A ver que opinan los otros collacios.

Manu dijo...

El Candil nosotros, hace bastantes años, lo frecuentábamos habitualmente, y disfrutábamos. Poco a poco dejamos de ir, sin ningún motivo sólo porque empezaron a gustarnos más otros sitios. La primavera pasada volvimos, y todo seguía igual que hace años. Para mi, sin embargo, fue una decepción.
De todas formas creo que es el sitio ideal para llevar a esos amigos a los que los restaurantes les parecen todos caros y no quieren ni oir hablar de menús degustación, ni cocinas de autor. Quedas bien y suelen tener buen producto.

Fartones dijo...

Manu
totalmente d'alcuerdu contigo, yo tampoco tuve una razon pa dexar de pasar pel Candil, ensin mas entamaron a prestame mas chigres. De toos moos nun ye mala opcion, nin munchu menos.

Pululante
Ensin tar elli, 4 chipirones a 18€ paecenme caros.

Caleyeru dijo...

Fuí uno de los que compartió mesa con Pululante en el candil. Tras la comida, 43 euros no me parecieron una exageración: tanto los chipirones como el besugo se merecían una nota alta, había comido bien. Supongo que también influye la buena compañía y la conversación :-)

Pensándolo en frío, a mí me parece que los chipirones estaban bastante pasadinos de precio. Hay que tener en cuenta, además, que no nos trajeron carta, sino que sólo nos "cantaron" los productos, sin mencionar los precios. Alguna gente puede molestarse si no le dicen el precio y luego le pasan una factura abultada, claro. Ya digo que no fue mi caso: cené bien, me lo pasé bien, no pagué mucho para lo bien que comí... salí contentu.

Por otro lado: sabemos que tenemos que hacernos con una cámara decente porque los móviles no sacan fotos, sino "horrores". En la imagen de los chipirones apenas se ve nada. Fartón: ¿hay presupuesto para que nos compremos una buena cámara? ¿Pasámoste la factura o cómo hacemos? ;-D

--
Caleyeru (AKA Bond)

Fartones dijo...

Caleyeru

Lo importante ye salir contentu de
los sitios home, si de la que sales nun te paecio caro, ye que nun lu fue :-)

Pa la maquina de retratar, meyor mercais una y meteisla na "fueya de gastos", acordaivos de la facturina!!
;-)

pululante dijo...

Así da gusto. Los mejores medios para los corresponsales sin escatimar en gastos.
Estábamos también hablando del gasto en transporte. Después del vino hay que evitar coger el coche. Qué menos que una limusina para estos esforzados curritos... :-P

Al salir yo tampoco tenía la sensación de que había sido caro porque todo había estado muy bueno. Pero como me guardé la factura para acordarme de todo luego me llevé la sorpresa del precio de los chipirones al verla en casa.

Zuhur dijo...

¡Cómo pasa el tiempo, D. Pululante!

La última vez que estuve en El Candil todavía regentaba el mismo Ramón Gorostiaga, antiguo propietario y compañero de colegio de este comentarista en una anteiglesia del Gran Bilbao Encartado.

Parece ser que, con las lógicas diferencias establecidas por la actual gerencia, sigue en la línea citada de "restaurante producto" con especialidad en pescado y me alegro mucho.

Después de los comentarios contenidos en su entrada, creo que en el próximo viaje a Gijón, trataré de volver a visitar al restaurante El Candil.

Muchas gracias por su testimonio.

Manu dijo...

Zuhur, tanto las instalaciones (pusieron aire acondicionado y renovaron el suelo), cómo la decoración y la carta siguen prácticamente igual que cuando estaba Ramón.

Fartones dijo...

Don Zuhur
Nun los alabe munchu, que dempues crecense y piden maquines de retratar y que yos-paguen les xintaes...en fin, cria blogueros!!!

Fartones dijo...

...y limousines!! pero que ye esto?. Al autobus y de los de gas pa nun contaminar Pululante!! :-)

Zuhur dijo...

Muchas gracias D. Manu y ¡mucha gracia :-))) D. Fartón! y, por favor, no se me acoquine, que contra el vicio de pedir siempre existió la virtud de no dar.

Bromas aparte, aunque les semeyes ilustren muchísimo las entradas de los blogs (indudablemente), a mí, personalmente, es la prosa descriptiva del autor la que más me puede convencer a la hora de tomar una determinación.

Fartones dijo...

Don Zuhur
coincido con Vd no de les semeyes, eso si, si salen bien son un complementu perfeutu a lo que s'escribe.

eldiletante dijo...

Al Candil fui algunas veces después de que me lo recomendaran mucho . Me quedé con la impresión de que tenían buen género, que no lo trataban ni bien ni mal, que no era caro ni barata, y que , en principio, prefería también otros sitios, así que , como Manu, dejé de ir. El post me confirma que no me perdía gran cosa. Creo que un día de la semana, en temporada, hacen menestra, y que merece mucho la pena.
Los chipis casi seguro que son de arrastre del atlántico francés, que son los que había por el Mercado del Sur ( de donde se abastece). EStaban entre los 12-16 euros kilo, dependiendo del tamaño.

Fartones dijo...

pues de 12/16 Kg a 18€ 4 chipis, anque ten cocianos...hai marxenes que dan mieu :-)

Paisano dijo...

Intervengo poco, soy más lector, pero a ver, seamos sensatos y no unos snob: 18 € por 4 chipirones en su tinta es un robo en toda regla. No perdamos el norte...

Fartones dijo...

Paisanu
Ya lo dixe perqui a mi paecenme caros, añadire, caros de coyones, pero ellos esfrutaron como neños y nun se dieron cuenta del preciu hasta salir. Peor sedria salir descontentu y pagando lo mesmo.

Vamos, que la comparanza ye'l mou del atracu, ye preferible que te robe un lladron de guante blancu, que non a punta navaya :-)

Cavatappi dijo...

Gran rapaz Camacho, sencillo y resultón el planteamiento de negocio que dirige.
Efectivamente, no sorprende, pero tampoco decepciona, para mí (quizás por amistad con la dirección), lo que más me gusta es la charla posterior a la comida.
Si los chipirones estaban buenos, y las explicaciones de los platos al tomar la comanda daban pié a pensar que eran del Cantábrico, tampoco me parece un abuso….

pululante dijo...

Veo que los chipis han traído cola :-)

La otra vez que pagué algo parecido por chipirones fue en El Planeta. 6 chipirones de potera, 20€. Muy ricos, pero para probarlos una vez nada más.