martes, 30 de marzo de 2010

Tasca Marinera El Puertu (Santisteban -Muros)



Nestos momentos, perraro, acumulenseme los chigres nuevos ensin postear, tanto mios como los de los corresponsales a quienes yos-pido disculpes de mano. De toos ellos voi poneme güei con esti sorprendente chigrucu de Santisteban ya que tamos en meta de la Selmana Santa y igual vos apetez dar una vueltina per zones de playa (cola que se nos echa encima col tiempu nun creo que vayais a bañavos, asina qu'aprovechai a xintar). Digo lo de sorprendente porque Santisteban paecia tener como referencia un que taba na entrada y que nun se como se llamaba (que prebe dos vegaes y nun me presto na) y na mas, y porque ser un chigre nun impide que pongan mantelos de verda, que seya un sitiu afayaizu puestu en piedra y con decoracion mariñana y que te pongan platos guapos. Amas d'eso xintase perbien. Nun me paez un sitiu pa guah.es pequeños, pero elli habialos mas mayores (de 6 pa riba) y anque se fume solo vi una pareyina faciendolo.
Volvamos pa tra nel tiempu, ¿como lleguemos equi?, facil, de vuelta d'un viaxe regalu a Monforte paremos porque yo fuera un par de vegaes a tomar un cafe mañaneru y goliome bien y acerte.
Yera domingu y les meses d'alrodiu taben dando-y al menu del dia casi toes, con bona pinta, pero nun tenien un pexe que me gustare nel y preferimos tirar de carta. De primeru dimos-yos a les alcachofes con xamon (semeya un), que riques, pero que riques, toi rellambiendome. Perfeutamente cocinaes nun yos-pongo dengun pero. Dafechu les alcachofes tenien un tastu impresionante y desfaciense na boca y xunto col xamon daben-yos un toque tremendu, se yo d'una qu'alcontro unes alcachofes meyores que les mies, anque sigo pensando que ye cuestion del productu, vamos, qu'a mi danme eses alacachofes y les bordo. Taben tan riques que quedaba la dulda de que fueren alcachofes de "verda", paeznos que non, pero la conserva yera d'entrugar de que tienda salio.
De segundu entruguemos pol pexe'l dia que resulto ser pixin solo preparau a la plancha (semeya dos). Tamien perbono, un tastu final a plancha impresionante. Solo'l pero de que'l pixin a la plancha "engomase" un plizcu mas de lo que ye'l pexe, agora si, si tienen estes manes pala plancha esto con una furagaña, un xargu o una chopa tienes que morrer. Solo aceite y plancha cola compaña d'un poco de llechuga y una pataquina cocia.
La verda que como llevabemos un finde de fartures nun mos apetecio mas que finar con un par de cafes con xelo. Too ello con un Prado Rey Verdejo 2008, tenemos 22€ por cabeza que nun me dolieron polo que tien que tar bien la RCP. Bono, solo por si vos apetez dir per Santisteban, que sepais que tienen bonos sitios, como'n L'Arena.

jueves, 25 de marzo de 2010

Brasserie Ghotel (H.anover-Alemaña)


Tres d'unos dies totalmente ocupau pue poneme a escribir dalgo de H.anover y'l so xintar.
A pesar del poco tiempu de visita pude dar una vueltina y dame cuenta de que too llamase "Ernesto Augusto" (debe ser que n'esti vieyu reinu aleman gusta-yos mas la cerveza qu'a un guah.e un carambelu). Na semeya un podeis ver al tataragüelu del home de Carolina de Monaco n'una de les poques vegaes na les que podia tar enriba'l caballu (si ye como'l tatarañetu tuvieron de pasalo mal pa inmortalizalu).
Una de les coses que tien la ciuda ye que casi nun tien places d'hotel y eso, nes feches del CeBIT, solo pue dicir qu'onde tuve taba'n "Casa Dios" (midia estandar asturiana) del centru (unos 12€ de taxi pa que vos faigais una idega). A pesar d'ello tuve suerte, nel barriu nun habia na mas qu'un griegu (y nun ye plan n'alemaña falar de griegos agora mesmo) y un bon restaurante nel hotel. La brasserie Ghotel contaba con clientes del mesmu, asina como otros que venien elli a xintar. Ambiente caldiu, lluces tenues y bona atencion. Como'n casi tolos chigres que conozco nel pais tienen la carta n'ingles y aleman, lo que favorez nun meter la gamba colo que comes, mas que nada porque'l mio aleman ye de supervivencia y si, podria pedir "schwein" (gochu), pero nun sabria que parte del mesmu.
Los platos preferios de lo que prebe fueron la salchichen al curry con pataques frites tipo McDonald. Les pataques non (a ellos gusten-yos) pero la salchicha del tipu "enormus" (semeya de baxo) taba pa rellambese, tanto que casi nun m'alcuerdo de sacar la semeya y ya llevaba un cachu xintau. Tienra, sele de tastu nel que'l curry (un plizcu picante) dab-y'l toque perfeutu. Perbona. Ye que les salchiches alemanes son una pasada, como les oscar Mayer d'equi!!, vamos, lo mesmo.

Magar que yera'l platu mas demandau polos alemanes a mi prestabame mas xintar carnona (semeya tres).

Lo que se ve ye un steak de xata perbien preparau (colos famosos tres colores de la carne, colorao nel centru, rosa na segunda capa y pasau per riba). Los steaks preparabenlos de varios tamaños, 180, 250 o 300g. El de la semeya yel piquiñin. La compaña podies escoyela ente les pataques Mac Donald, les pataques asades con crema agria o como mas me prestaben a mi, les bratkartofeln. En si mesmes ya son un platu, pataques panadera un plizcu frites y terminaes al fornu con cebolla y trozos de salchicha. El platu del steak venia con pan d'ayu, tomate y mantega d'herbes.
La compaña habitual yera Maisel's Weisse (trigu) tamañu pinta, por supuestu. La version mas escura yera la dunkel mayoritariamente de trigu (como diz l'apelliu "weisse") pero que tenia dellos cereales mas. En cualisquier forma, dos cerveces seles qu'entraben soles.
El preciu, como siempre n'alemaña, sorprende, el steak de 250g con les pataques panadera y dos pintes, 32€.
En fin, como nun taba centricu de xuru que nun vos val de referencia, pero, si cayeis nel Ghotel va prestavos.

viernes, 12 de marzo de 2010

El Patiu de Valbona (Pravia) por Pululante


(Semeya de La Barriga de Lolo. Gracies por dexame copiala ensin permisu previu!)
Descubrimos este sitio el pasado verano. En aquella ocasión pudimos disfrutar de la Cena de Inauguración de la Terraza Estival (instalada en el patio exterior de la casa) a la que fuimos invitados gracias a la amistad de uno de nuestros amigos con el dueño y Chef del local, David Menéndez. La cena consistió en un buffet de pinchos y pequeños platos amenizado con música en directo. Fue una velada muy especial, al aire libre, con un repertorio de pichos muy original y muy rico asi que nos prometimos volver a probar el restaurante durante el invierno.

Lo hicimos en plan comida de domingo con dos parejas de amigos. Nos desplazamos hasta la villa de Pravia, donde el Restaurante ocupa el patio central cubierto del Hotel Casona del Busto. El hotel es una antigua casona restaurada con mucho gusto conservando el aire y el mobiliario de antaño. En este magnifico lugar se ha instalado David para deleitarnos con su buen hacer.

El Patio y el local están magnificamente decorados en estilo rústico, como corresponde al entorno. Las mesas son amplias y hay bastante espacio alrededor, hasta el punto que llegamos a tener la sensación de que estabamos solos en el comedor. Entre los 6 decidimos compartir dos entrantes: Arroz con Carabineros y Arbejos salteados con Boletus, Yema de Huevo y Foie a la Plancha. El arroz estaba buenisimo. Ya con el primer bocado se percibía la cremosidad y el excelente punto de cocción, un poquitín duro pero lo justo. Todo esto contribuyó a que me relamiera constantemente a cada bocado. Qué sublime. Como detalle de buena atención, nos lo trajeron emplatado individualmente.
En cuanto a los arbeyos, fueron la mayor sorpresa del día: nunca me pareció que con ellos se pudiera hacer un plato que invitara al lucimiento, pero cuán equivocado estaba. Acompañados de un excelente foie, en su punto, y con el toque de la yema de huevo estaban impresionantes. Acertada mezcla, si señor.

Pasamos al plato principal. En mi caso un cochinillo asado, estaba perfecto: super crujiente por fuera a la vez que se derretía por dentro nada más ponerle el cuchillo encima. Muy bien cocinado y absolutamente delicioso. Tan bueno estaba que no me arrepentí de no haber pedido el chuletón que se pidieron enfrente: medio kilo de carne sin hueso con una pinta de miedo. Magnífico cochinillo, de los que uno recuerda largo tiempo. También quedó muy contenta mi churri con las manitas de cerdo, venían preparadas deshuesadas y con una salsa deliciosa, si señor.. para relamerse.

Todo esto lo regamos con un vino del Bierzo, un Cepas Viejas elegido por uno de nuestros collacios que es natural de la zona. Acompañó perfectamente a los platos y es muestra de que la elaboración con Mencía está mejorando y recortando distancias con las mejores zonas españolas. ¡Muy buena elección!

No quedó sitio para el postre pero sí culminamos la comilona con café y chupito. La cuenta final sumó algo más de 30 euros por cabeza, buenísima calidad-precio para una comida excelente (a los cafes nos invitaron ). Para colmo de atenciones David, un chaval encantador, vino al final de la comida a saludarnos en persona y a preocuparse por nuestra satisfaccion.
Conclusión: un sitio sin duda para repetir y recomendar a los collacios. Además siempre existe la opción de quedarse a dormir en el hotel, como tuvimos que hacer en el verano para evitar problemas con la Guardia Civil ;-)

domingo, 7 de marzo de 2010

Adega do Ribatejo (Lisboa-Portugal)



Nes dos caberes selmanes ando como Matt el viaxeru de los fraguel polo que teo esti mundiu de los blogues y les fartures un tantu abandonau. Eso si, por una temporadina ya tuvo bien.
Facia cuatru años que nun diba per Lisboa (si cuatru, como pasa'l tiempu) y tuvo que ser pa trabayar. Ya sabeis qu'estes coses son asina, vas a tiru fixu porque nun ties tiempu pa dedicate a recorrer Lisboa otra vegada, mas que pa les cervecines de la nueche pel Bairro Alto, lo que ye una pena colo qu'a mi me presta esta ciuda.
Alcontre'l mio "O Farta Brutos" igual qu'entos, cola mesma Dourada a la Portuguesa pola que nun pasen los años (creo que'l bacallau al "braz" nun desentonaba pa na) y'l mesmu señor Oliveira al "cuidado" del chigre.
Pala nuechi tenia que facer una visita a la "Adega" a ver si siguia nel mesmu sitiu y elli taba. La cocina ta bien (nun ye pa tirar cohetes, pero ta bien) y si vas a Lisboa hai que sentir el Fado y yo suelo fuyir de sitios de guiris con neones (anque equi seya un guri mas). Nun se, ye como dir a Sevilla y que te lleven a un tablau enllenu xaponeses.
L'Adega do Ribetejo ta'n meta d'una d'eses cais tan tipiques del Bairro Alto estreches y na remocicaes, que tienen l'encantu de lo vieyo y decadente y'l olor a sardina frita n'esquines a pesar de que ca dia haiga mas bares de copes. La diferencia de l'Adega colos demas (de xuru que tien qu'haber mas d'esti tipu en Lisboa) ye que tamos en "una casa de fados" con parroquia portuguesa y guiri, enllenu hasta la bandera onde los que canten son los de llocal, dende la dueña hasta la cocinera. En fin que ye un sitiu prestosu nel que pues sentir fados y xintar decentemente ensin pensar que yes guiri total.
Llocal piquiñuco coles meses pegaes una a otra (cuidadin, eso ye asina nel 99% de los chigres y restaurantes del Bairro Alto, tipo parisin) nel que-y pues pinchar el bacallau al de la to vera. Atencion agradable y fado continuu de fondu.
Pa entamar tomemos una ensaladina de les normales (semeya un) pa enfrescar un poco. De segundu tiremo pol bacallau "asao" ente comilles porque quier dicir "un poco fornu, un poco plancha" (semaya dos). Bon trozu de bacallau, bien desalao con unes pataquines cocies tipo "papa arruga" canaria. Un plizcu d'aceite d'oliva, perrexil y a correr. Rico. El mio compañeru escoyio pexe espada, bona racion de la que dixo que taba bien.
Reguemoslo too con un "Alvarinho", mas frutosu que los gallegos y con menos graos, pero bono :-)
Los precios ya nun son los de fai cuatru años, pero teniendo'n cuenta que ye una capital europea y sumando dos cafes con xelo, los 34€ por cabeza y con fado danse por bien emplegaos.
Equi vos dexo un cachu video de la dueña del llocal (foi la mesma que nos tomo la nota y que 10 minutos dempues taba dandolo too). Nun se como da-y la vuelta al video...cagüen nel mio mantu :-)

video