lunes, 6 de febrero de 2017

Biba (Xixón)

Los sábados "llibres" hai que los aprovechar para salir un ratín de casa, asina que dionos por mirar la aplicación de tiques y ver si había delles coses por prebar que nun conociéremos y lleguemos al Biba.

Debí pasar un millón de vegaes delantre d'el, y tengo alcordances de qu'esto fuera enantes que chigre una especie de café (nel que tomaría dalgo fai milenta años), pero nun me daba cuenta del chigre. Al casu, que parecionos un sitiu a prebar en plan "parexina" con bona pinta y, nesi sentíu, acertemos.

Sitiu grande, pero afayaízu con una entrada particular, a media altura la puerta con dos salones, un para riba y otru para baxo. Toconos el de baxu, n'una esquinina afayaíza, música sele de fondo y atención prestosa. Sólo faltaba la cena ;-)

El detallín de la casa consistió n'una especie de gazpachu pero de tomate con dos rodaxes de plátanu machu fritu, pa dir garrando tono, ensin más.

D'entamu un par d'ostres del Eo fresquines y bien grandes, mui riques, bien presentaes, bon productu. Hasta equí, too bien. Gran trabayu tan faciendo dende'l Eo consiguiendo-yos sitiu a estes ostres nos chigres.

El siguiente foi 1/2 ensalada de gambes y güeves de trucha (ta bien que tengas la opción en dellos platos de pedir 1/2 raciones porque queríemos llegar al pexe ensin fartanos primero). Esti  falló un poco. Les gambes bien, pero hai que meyorar; Una ensalada "Florette" de los más insípida, que nun arreglaba nin los plizcos de paté de fuá que veníen con ella. Una ensalada que nun taba a l'altura del preciu de la carta. Cuando vienes a estos sitios sabes que vas pagar más pola comida por tolo qu'hai alrodiu, pero esperes que lo primero, al menos, tea al nivel y nun taba.


De segundu pedimos una dorada al sal, perbien el productu, bien la cocina; Equí vimos sufrir, como facía munchu tiempu que nun veíemos, al camareru pa servila, tanto que tuvo que pedir sofitu (nun sé si al 112 internu) a otru collaciu pa poder sacala. El resultau fueron dos platos dignos de mí en casa :-), ye lo qu'hai, dorada esmigayada, anque nada que dicir del bichu.



La carta de vinos tien delles entrades interesantes, magar que ye dalgo comercial y pasada de precios. De compaña un Nisia sobre lías Verdejo que cumplió bien. Dos cafetinos con xelu, un agua, ensin prostres y vino la dolorosa pagada colos santos tiques, porque si tengo que pagalo yo dolería, !94€!. La dorada, que nun yera un bichu enorme, taba fuera de carta y nun sabiémos lo que costaba, pues llevose 56 € de la nota.

El sitiu ta bien, cumple ensin estidencies, pero tien precios de Estrella Michelín y cuando pasa esto hai que pedi-yos, más, munchu más. En resumen mala, mala RCP, pero, oyisti, si tenéis tiques podéis prebalo por vosotros mesmos, si nun los tenéis aconseyo-vos un Estrella Michelín, a esi preciu.




5 comentarios:

David López Castañón dijo...

94€ ... estos alloriaron ...

Fartones dijo...

Alloriaron del too, nin. Por esi preciu, hai miles de sitios que y-dan vuelta. Xintase de normal a bien, con bon productu, pero o ties tiques o personalmente creo que nun compensa.

fenixavisunica dijo...

Otia, cuñáu, al preciu de la dorada yo llevo les raspes pa casa...¡y sin postres!

Fartones dijo...

y un tupper pal pan, que nun se t'escaezca :-)

Toni dijo...

Menos mal lo de los tickets sino rejonazo importante...