jueves, 21 de abril de 2016

Kaype Quintamar (Barru - Llanes)

El Kaype Quintamar ye un hotel en primera llínea de la playa de Barru y qu'almite tiques, lo que lu fai oxetivu pa comer si ye que tamos pela zona.

La cafetería tien una terraza pergrande y ya dientru atopeste con un comedor típicu d'hotel, poco afayizu (por grande y ampliu), pero con dellos atractivos importantes, les vistes al sable, que ta perllímpiu (míreslu peronde lu mires) y que tien un menú del día completín y perdignu a bon preciu, polo menos el par de vegaes que vinimos, nun hubo quexa.

El domingu pasáu, ente'l sable de Gulpiyuri y'l que nos quedaba por "comer de la playa Barru" paremos un ratín a xintar.

Raciones grandes polo que nos camentaron que los neños meyor compatieren platu y asina foi: pataques frites de verdá, con un poco d'ensalada, cuatru croquetes y tres bonos trozos d'adobu con perbona pinta. La trituradora de la familia dixo que l'adobu taba perbono y la verdá que sí. Bon platu del que dexaron cuatro patatuques y un filete (que ya vos imaxináis en qué butiellu finó).




Pel otru lláu de la mesa un revueltín de gambes, setes y oricios, que tamién prestaron munchu, nun lu prebé pero dixeronme que rico, amás de ser una ración xenerosa.



Pela mio parte, menú del día. de primeru una ensalada con salsa césar, digna, bien pa entonar con cruxentes de xamón y non de pitu, eso sí. Normalina.



De segundo una cabra a la plancha que taba perbona, francamente, rica meyor que munchos pexes de carta a preciu de caviar d'otros sitios, fresquina y bien de puntu, prestosa, sí señor. Sobraben-y esos espárragos de bote que nun se pa que s'empeñen en ponelos (como cuando ponen los pimientos tamién pa dar color)



L'agua (1,5l) y'l vinu (blanco de Rueda Señorío de Nava) del menú. Dos cafés con xelu, una tarrina de xelau de llimón del menú tamién y un Magnun white pa una xintá  prestosa al pie del mar y con tiques. Por unos  39,5 € en total (13€ de menú) y que valionos pa reponer fuercies y la que m'esperaba dempués (ay!!, ya nun tengo edá pa esguilar peles roques).





lunes, 11 de abril de 2016

Les Praeres (Les Praeres - Nava)

 La zona de Les Praeres ta situá na sienra de Peñamayor, Nava, a unos 1.140 m d'altura. Podíemos llamalo Braña, porque nun hai más que cabañes d'animales pela zona, magar que delles tan habilitaes como llar, y un chigre, que ye a lo que mos lleva esti blog, ¿o non?.

L'accesu ta perbien indicáu ya dende Nava y va faciéndoses más complicáu a partir del pueblu de Piloñeta, onde namás salir la caleya tresfórmase en pista de formigón con fuertes ramples y estrechina pa que penseis eso de que pasa si te crucies con un que baxa (pues que hai que dir a la gueta de los apartaderos). Sólo el final de la pista (como a unos 100m del chigre) pasa a ser de tierra. Pue xubise en coche ensin problemes, mentantu nun tenga suspensiones deportives, aunque meyor si ye un pocu altu, y si queréis seguir ruta'n coche (pues llegase a Bimenes y a Piloña per pistes) meyor 4x4.

Merez la pena xubir n'un bon día poles vistes, polos paseos y porque bien enantes de pasear, bien dempués, pares nel chigre a ponete tibiu de comida casero.

El chigre, ye eso, un chigre de montaña, pero bien afayaízu, cola so chimenea prendía, la maera, la tranquilidá, en fin, pa relaxase. ¿Y la comida?. Pues la comida perbona, casero, ensin complicaciones, raciones abundantes de les que ya Aladinu (el dueñu) va diciéndote, "d'eso meyor media, si solo vas come tú y sí los neños nun son de munchu comer, ponemos-yos una pa compartir", pues ¡hala! nun hai más que falar.



 Pues allá foi la mi media de fabes, tienres como mantega y perllograes de tastu, diome pa dos platos y casi reventar. Del compangu quédome col chorizu aunque taba too bono.

Pero eso nun ye na, porque pidimos una de xata guisao con pataquinos por si me quedaba butiellu pa compartir y pa allá que la compartí. Otra vegada, bon productu, bon tratu, bon platu, cenciellu, de tola vida.


Pa los guah.es, un platu "combináu" pataques de verdá, una par de güevos de casa y varios filetes d'adobu a repartir ente ellos (poca cosa dexaron). Ricu, ricu, faltaba-y el perrexil del Arguiñano.


Dempués de tamaña fartura, con dos cafés, un agua pequeó, una fanta y dos botellines de sidra y media de cabrales de postre, la cuenta foi d'unos 42 € (que podéis calcular ente tres pal preciu personal).

Un paseín pela zona, unes vistes enfoncando al nuesu Sariegu y una sorpresa, la cierva (Bambi) que va a la so bola pero que nun marcha d'equí nin a tiros, normal, colo bien que-y dan de comer.





martes, 5 de abril de 2016

El Molín de la Pedrera (Cangues d'Onís)

Paseu perguapu colos neños per Cangues a la vera de los dos ríos, kilos de piedres tiraos al Seya, vermutín pela zona a la vera d'unos culumpios, en fin, un domingu familiar y prestosu que tuvo una parada pa xintar n'un chigre al que facía munchos años que nun díbemos (El Molín de la Pedrera), pero que sigue conservando'l toque y la calidá.

Nun ye un sitiu baratu, pero xíntase bien, ye afayaízu y tien una bona atención y tres del "desastre gastru-económicu" de la cena del miércoles pasáu en Ribeseya, sentó como Dios.

Cocina cenciella lo que pidimos, pero de calidá de productu y calidá de cocina. Ensin pih.aes enmarutando la comida. A lo que vamos, nun pudimos ser más normales pidiendo.

Dos platos de pataques fites de verdá con dos mini-escalopines de calidá y tres croquetines bien bones pa los neños que yos- apeteció (y a mí que me xinté un de los escalopinos del que menos come h.e, h.e)

Per un llau, tacos de sollombu cola salsa de cabrales aparte. Bona calidá, bon puntu de tienru y tastu, pataquines frites y la salsa persele qu'a mí prestame más pa moyar les pataques que pa antroxar la carne :-)


Pel mio lláu preferí tirame a unes manes de ministru esgüesaes con xamón per dientro y setes. A mí prestaronme munchu, eso sí la reducción que llevaben igual dexábales un poco más dulce de lo qu'a mí me gusten, pero esi ye un tema mui personal. El casu ye que taben bien bones. Veníen con unes pataques frites de verdá, pero como de bolsa, que claro, pasaron a los platos de los guah.es namás les vieron y amás diben un poco moyadines na salsa y dexaronme dos pa prebar :-)


Col vinu, pásame como col arroz, nu tengo munchu quorum para los tintos. Asina que nun habiendo La Descarga bebimos un Fillaboa 2014 (la carta de vinos blancos ye pasable eso sí), agua grande, cafés con xelu y una fanta naranxa (o kas con burbuxes que ye lo que pide). Los adultos podéis salis por unos 30 € por cabeza y los neños por unos 9-10 €
Prestosu domingu.


miércoles, 9 de marzo de 2016

El Rincón del Viajero - El Rincón del Viaxeru (Cuayoto - Uviéu)


Un vale regalu con un menú degustación que diba caducar foi lo que nos llevó fasta'l Rincón del Viaxeru ensin denguna espectativa, pa que vos voi engañar. Chigre cubanu montáu en Cuayoto da la impresión que cola intención de facer lo mesmo que los paladares habaniegos de los 90, ye dicir, comida casero, ensin pretensiones, con carta cantada, con atención familiar.

Lo primero que fiximos foi camudar el vino del menú (menos mal que lu prebemos primero) por el munchu más bebible Ramón Bilbao crianza que vimos que teníen perllí (nun esperéis una carta, nun ye'l sitiu). Gran detalle, nun nos quixeron cobrar pol cambiu y eso qu'insitimos, allí salió la madre-cocinera-dueña a dicinos que nin pa Dios. Vamos, un chigre de pueblu de tola vida, pero con comida cubana.

Entamó'l menú con unes boles de pataques rellenes de carne un plizcu picantes (los cubanos nun son mui d'echar picante) que taben abondo bien, de rebozu y rellenu que diome por puntuar nel facebook con un 6-7 sobre 10.

Siguimos cola ensalada de tola vida, sólo que con aguacate, bien aliñada, nun hai munchu que dicir, a nun ser que nun te guste l'aguacate, que-y da un toque.


El platu nun cubanu fueron los mexillones a la vinagreta, los mexillones bien, la vinagreta un poco fuerte. Normalucos.


Ameyoramos munchu colos platos siguientes. L'arroz secu con fabes prietes y pequeñes pero non en plan moros y cristianos, si non que tab especiau, notábase el cominu y l'ayu y vino de compaña colo qu'ellos llamen carne asao (lonches fines de carne aliñaes perriba). Esto tuvo bien y prestonos, amás d'entrugate que si quies repetir, cosa que fiximos cola carne (l'arroz yera munchu).

Un platu que nos sorprendió son los chips de plátanu, que tien que ser plátanu macho verde pa que-y den un toque acidín y supongo pa que quede cruxente. Prestosu acompañante. Esto hai que lo intentar en casa un día y sustituir les pataques frites...fartones, que sois unos fartones.


Paso al penúltimu plátu, la yuca fervío y llixeramente aliñao. Un tastu diferente al de la patata y, la verdá, que nunca la xintara asina, frita sí, pero cocida...



Al caberu platu nun y-saqué semeyes, va ser que'n esi momentu el chigre camudó en disco con DJ, baille y música, asina de repenti y escaecióseme del tou porque quedeme tontu pensando nel tema. Taba bono y nun soi llambión, xelau de vainilla con "flan", y pongo "flan" porque foi lo que dixo, pero de testura y tastu yera más bien tocinín de cielu d'eso.

Lo meyor, l'otru postre, pa animase a baillar.



En fin, espectatives cero, resultaú aprobáu, ye un chigre diferente que nos prestó (hai que tener el día y saber a lo que se va) a pesar de les sos carencies gastronómiques porque ponen de la so parte pa ello.


martes, 26 de enero de 2016

San Martino (Porto - Portugal)


Una opción bona, guapa y barata na Ribeira d'Oporto pa tar con guajes o pa los amantes de la cocina italiana. El San Martino ye'l típicu llocal pizzero-italiano con nun  demasiao fen-shui, pero pasa por ser una de les meyores opciones de la ciudá n'esti tipu de chigres, de lo que da fe la cantidá de xente que foi apareciendo perllí a cenar.
Atención amable y dispuesta (como nel 99% de Portugal, vamos) sitios amplios, cocina a la vista y múltiples opciones "italianas"
Como los portuguesos son como son nel tamañu de les raciones pidimos un carpaccio con mozzarella para una de les poques persones que conozco (mira que debe haber poques nel mundiu y yo conozco a dos que me toquen direutamente) a les que nun hai manera de pasar pola pasta, pizza y/ otres variedades italianes del estilu.
Bona ración de bona carne polo que me contó. El restu punximonos tibios con una estupenda pizza 4 quesos recién forneada.
De compaña un Gazela (vinho verde), un agua grande y dos cafetinos con xelu. Total de la la cuenta 28 €. Asina da gustu.


lunes, 18 de enero de 2016

Casa Leo (La Villa - Villaviciosa)

Casa Leo ye'l chigre que sustituye a un clásicu en La Villa como foi El Roxu. Una sidrería más dientro de la ufierta chigrera de la zona, na que falten restaurantes d'otru tipu.

Remocicáu llixeramente per dientru, el llocal ye de los de ventanes y puertes de maera de tola vida con contres y tamaños enormes, bien decoradín y puestu, tien un comedor pa la parte de tras. Nos quedemos na zona de chigre porque nun teníemos más intención que la del tapeu.

A falta de prebar pescáu y otres cosines, decir que pa tapear resultó bien. Entamemos con unes zamburiñes plancha que taben perbien feches de puntu y con una salsina na que sólo y-quitaría esi estra d'ayu que yos-dio por poner, con menos taríen meyor. La reación un plizcu piquiñina, ¡que menos q'una docenina, ho!.
Riques.


Unos pimientinos del padrón que volvíen a tar perbien de puntu y taben sabrosos, n'esti casu, fueron toos que "non", que ye un detalle :-). Esta vegada la ración foi lo que tenía que ser.

El caberu  platu pa compartir fueron los calamares frecos a la romana.  Otra ración interesante, calamares bien preparaos que comimos bien agustu.

Dos botellines de sidre Vigón, un par de cafetinos con xelu y un chupito para un total de 22,5 € persona que pa la zona ye tirando a caru.

jueves, 17 de diciembre de 2015

Dom Peixe (Matosinhos - Porto - Portugal)


Hai dellos sitios raros para alcontrar información de les coses, pero creo que ponese a falar col dueñu de un chigre de "frixuelos y pizzes para llevar" en metá d'Oporto pue llevase la palma. Pues sí, mentantu esprábemos po los dos frixuelos con chocolate que queríen merendar los neños entamemos una charra perprestosa col dueñu, qu'estudiara n'Uviéu, y recomendonos que si díbemos al acuariu al día siguiente xintáremos pexes na Rua Herois de França en Matosinhos, en cualisquier llugar, nel que más nos prestare nel momentu y asina de casualidá entremos nel Dom Peixe, magar que n'nesa cai podéis alcontrar varios, d'estilos diferentes pero too col pescau frescu y un "grelhador" o parrilleru a la puerta faciéndolo.

El  Dom Peixe ye un chigre formal, con perbona atención, bien decoráu y, en fin, que nos dio bona pinta pa entrar, ¡qué queréis que vos diga!.

En vez de Dom Peixe, tengo un neñu que podía llamar Don Gamba (por munches coses, pero tamién porque y-gusten) asina que pedimos pa que ellos compartiersen una de gambes al ayu que taben per prestoses. Eso sí, nun me dio tiempu a prepara el móvil y ya la metá del platu taba nos platos d'ellos....ye lo qu'hai :-). Aceite d'oliva, ayu, gambes semi pelades fresques (siempre dexen la cola ensin pelar) y pa dientro. Bones.


Ellos de segundu quxeron salmón a la parrilla. El salmón nun ye un pexe que a mi me preste, pero a ellos la verdá ye que yos-gusta munchu. Bien parrillau, con costrina per fuera y tienrín por dientru, dieron bona conta. Emplatáu pa cada un sobre la marcha, na semeya sólo ta puesta una metá del bichu.




Los mayores preferimos da-y a la dourada grelhada (dorada a la parrilla, eh! aunque ya sé que lo pillásteis) que desepinaron n'un plis-plas y emplataron los camareros na nuesa mesa en un momentín. Gran puntu, gran pexe, aceite, sal, algo d'ayu y a esfrutar. Meyos véis les semeyines, qu'esta vegada nun son tan males.



De compaña, un Planalto branco 2013 (Douro D.O) que fixo bien los deberes cola comida, agua grande, una mus de chocolate, una copina de oporto y un café solu. Si tuviéremos n'España, por calidá, y serviciu rondaríemos los 85-90 €, en Portugal, tando na zona VIP d'Oporto, con un 23% d'IVA y siendo, de lloñe, el sitiu más caru onde comimos durante'l fin de selmana, nun llegó a 66 €.

Si váis a Matosinhos a dalgo, vos recomiendo la cai, escoyer un chigre y a ver :-)