miércoles, 22 de julio de 2015

Hostería de Torazu (Torazu - Cabranes)


Nun tengo la culpa de cumplir años en martes, ye lo qu'hai, y mira, anque yera la 3ª opción pa dir y les dos primeres nun se m'arreglaron, salió bien la visita a la Hostería dempués de la so reapertura con un grupu hosteleru nuevu.

La Hostería sigue nel so sitiu privilexiau de Torazu con unes vistes perguapes que nun se pudieron esfrutar porque había más niebla que nes películes clásiques de Jack el Estripador. Sigue ellí cola mesma decoración, ensin más cambios que'l personal al que nun conocía de nada, y que ta entovía un plizcu verde, con fallinos de xuventú (nun traxeron el pan hasta los segundos, faltaba un tenedor...) pero atentos y amables.

Para compartir entamemos con unos llangostinos al tamarindo con salsa de guacamole. Curiosu númberu de llangostinos, 9, que traxeron formando un tipi d'esos indios ente ellos que permitía xugar a eso de "el que los tire paga". Rebozaos, cola salsa de compaña pa moyar si t'apetecía. Bien, platu conseguidu, pero que nun namoraba. Bon productu, pero el tastu del rebozu lloñe del del Naguar de Pedro Martino. La salsa nun aportaba nada al platu. Como digo, bien, ensin más.



Pela mio parte escoyí el gochín asturcelta carambelizao. Dos tacos de gochín, esgüesaos, perfeutos de puntu, col pelleyu cruxente y la carne de dientro nel so puntu. Agora, una cosa ye carambelizao y otra ye pasase. Lo primero que tuve que facer foi tresegar la carne a la zona de la ensalada de frutos coloraos y mecer la ensalada cola piña y la salsa carambelizada. Yera perdulce pa mio gustu y desllucía la carne. De a fechu alcordeme del osu que comí fai milenta de años en Tallin, rica la carne, pero la compaña nun taba a la altura. En cualisquier casu, bon platu.




Pela otra parte de la mesa, una merlucina fresca a la plancha que, si te presta la merluza, taba de restallu col puntín xustu de plancha. Nun entendimos bien la compaña de una salsa con pulpu que yera como amestar fabes con maíz, que bono, non taba mal, pero nun sé que pintaba cola merluza.



El vinín foi un Itsasmendi 2014 fresco y agradeciu para ayudar col calorín que facía a pesar de la borrina. Agua, un cafetín con xelu y nada de tartes que nun soi llambión nin el día que cumplo años :-) por 37 € cabeza.

Un bon sitiu, nel que'l cocineru o cocinera tien que pensar meyor eso de les salses, que nun dio una en dengún platu, más que nada porque nun aportaben nada a dengún d'ellos y porque nel mio incluso molestaba, aún asina, prestosa cena y meyor compañía :-)


miércoles, 8 de julio de 2015

El Abrelatas - L'Abrelates (La Pola - Siero)

Debia-ylo a Borja, sí, sí, debía-y espublizar dalgo más nuevo del Abrelates, sobre too porque na zona nuestra ye un chigre de referencia pa nosostros (pola cocina y polos tiques) amás dende qu'abrió le evolución ye contínua y caberamente añaden carnes raros a la ufierta habitual (cocodrilu, camellu...).

La verdá que con esta costume mío de nun postear munches vegaes el mesmu sitiu, teníalu abandonáu. Eso sí, tendré que volver a facelo porque les semeyes nun ye que ten mal, non, ye lo siguiente, ¡qué desastre de paisanu cola máquina de retratar, fios!.

Como siempre, raciones xeneroses (que'n La Pola tienen que comer de calidá y cantidá) que compartimos. Dos platinos y los dos por suxerencia del chef.

El primeru, rebozuelos con güevos fritos, espárragos plancha y fuá. Enantes de servilu y preparalu ofrecieronnos camudar el platu, ya que'l fuá taba agotáu, pero como nun teníemos ganes de pensar nun lo fiximos, eso sí,  rebaxaronnoslu de preciu ensin dicir nada nosotros.

Taba perbono, asina que con fuá tien que salise. Güevos pa moyar, curioso lo de los espárragos y perbono l'amestu coles setes. Rico.


El segundu, un llombu de pintu espectacular cola compaña de una salsina d'algues y eso que veis na semeya son mazanes, nun pataques (si ye que veis dalgo).
Productu ensin más (que ye dificil tratalu bien), perfeutu de plancha. Impresionante y eso qu'a mi gustme munchu dir a pedir los papos de xata que los claven.



De beberciu un vinu de Cangas blanco (La Descarga) secu pero afrutáu, taba bono anque nun seya del tipu de vinos que suelen gustame, esti prestonos asgaya, dos cafés con xelu, una d'agua pequeña y 29€/persona pagaos colos tiques restauran que tanta vida mos dan :-).

Un bon sitiu al que nos presta munchu dir y al que volveremos pa pedir un d'esos menús degustación que tienen que me los ofrecer  ;-)

martes, 23 de junio de 2015

Quince Nudos (Ribeseya)


Segunda visita al Quince Nudos, anque esta vegada nun tenía quorum pa tirame al arroz, una pena, eso sí, pudimos esfrutar del restu la cocina del chigre, que ye bien prestosa. Amás, debie-ymos al chigre una "ración de semeyes" tres de la cabera visita onde la máquina de retratar, bono, non, nun y-echemos la culpa a la máquina, el semeyeru, foi un desastre y sólo salió la primera.

D'entamu la casa punxieronnos un par de tortos de maiz con un pexe afumáu (nun m'entrugueis agora que pexe que nun m'alcuerdo) y unes güevares, magar de nun alcordame del bichu, sé que taba bono.


Pal centru decidimos volver a los chipirones al puntu de plancha, con cebolla y tomate secu.Bon productu, bona preparación, perpretosos. Una ración contundente pa siguir faciendo boca.



Pa nosotros el meyor platu de la tarde foi ensin dulda el tataki de ventrisca de bonitu con salsa de wasabi y güeves al wasbi de pexe que pidieron pel otro llau de la mesa.
Una ración contundente, un productu espectacular, bona presentación y un puntu de pexe perfeutu. Un platu pa fartucase bien, vais contámelo a mí que finé xintando más de 1/4 dempués de acabar colo mío.


Yo escoyí un platu más normalucu, un saltu de xata con aceite de boletus onde tanto la salsina como les pataques a la panadera taben perbones. La carnona de primera y con bon puntu y, anque dellos trozos taben un plizcu más duros qu'otros, el resultau foi bonu. Otru platu prestosu, pero esti chigre ye más de pexes, claramente.






Dos cafés con xelu y de compaña una botellina de sidre EM brut de El Gobernador. N'esti estilu sólo tenía prebades El Gaiteru etiqueta prieta y Ponma Aurea y esta gustome munchu. Ye una opción munchu más interesante que les sidres aquelles de nueva espresión (porque a sidra natural los asturianos siguimos prefiriendo la d'escanciar) y más prestosa al mi mou de ver.

En resumen, una bona xintá na que la calidá pagase a 37,5€ por persona, eso sí, colos famosos tiques :-)

jueves, 11 de junio de 2015

Mesón Añejo (Aguilar de Campóo - Palencia- Castiella)

 El vienres de la llegada a Revelillas teníemos que cenar en dalgún sitiu y Aguilar de Campóo yera'l sitiu más cercanu pa dir xintar. Na casa había varies tarxetes y decidimos dir al Añejo qu'amás ponía que tenía tiques. Bona decisión.

L'Añejo ye'l típicu mesón castellán con una parte de chigre y otra de restaurante, decoráu cenciellu y afayaízu a la mesma vegada., bon productu, trato amistosu. Un pero, la música, ta bien tener el radio puestu, pero hai que baxar el volume.

Los neños parecíen esfamiaos asina que entrugamos que queríen y la respuesta foi "carnona a la piedra""...val, val y d'entamu una ensalda de codronices escabechaes que taba perbona, con llechuguina y tomatín de la güerta del dueñu (que nun debería poneles en chigre, pero ye que Aguilar ye un pueblu grande).


De platu estrella, el xuletón de vaca vieya de 1,5 Kg que nos merendemos ente toos y, efeutivamente, taben esfamiaos, facía tiempu que nun los veía comer asina a los guah.es. Comer, comen de too, pero son ruinucos coles cantidaes, vamos que nun comen munchu.

El xuletón de carne de primero, nun tenía nada qu'oxetar, amás venía marcáu por fuera pa que na plancha solo tuevieres que caldialu un poco y marcalu más per dientro si t'apetecía. Ye prestoso pedir esto con guah.es porque ente que lo salen, dan-y vueltes y deciden qu'esi cachu ye pa mi y esi pa tí, tan comiendo la de mio madre.. Perdonai la semeya.



De compaña una d'agua grande, y un La Planta 2013 que taba bien bono.

Postres dos xelaos, dos cafés con xelu y un oruxo de setes caseru, sí, de setes, que fabrica'l dueñu y que nun quixo dar la receta y que, como les llechugues, eso de ponelo a los clientes, como que nun debiera :-). Yo sólo lu golifé y la verdá que golía perbien, la muyer dixo que taba perbonu y por más qu'insisitió marchemos ensin saber que setes, nin como lu facía.

Parez ser que ye un chigre de setes en temporada y que siempre preparen opciones de menús nos que tolos platos lleven setes, menos el chupito, una vecera los picó y'l resultau ye que tamoén lu tienen. Habrá que volver pa la seronda.

En tiques salimos a 21 € por cabeza. Nun ye baratu, pero tien bon productu y paguemos con tiques :-)



viernes, 5 de junio de 2015

Fuentebro (Fontibre-Cantabria)


Perguapu fin de selmana que pasemos colos neños pela zona sur de Cantabria. Una zona que nun conocía na raya castellana más asemeyao en paisaxe al norte de Castiella que al típicu verdor cantábricu y ye que de Reinosa pa baxo, montañes poques. Un sitiu guapu, nel que pasar ente Palencia, Burgos y Cantabria ye una cuestion de cartelos, con incluso enclaves palentinos completamente dientro de Cantabria (Cezura y Lastrilla), un sitiu pa relaxase y facer escursionines tranquiles (Canal de Castiella en barcu dende Herrera del Pisuerga o dir ver les foces del Ebro a Orbaneja del Castillo) polo menos en primavera.

N'una d'eses escursiones, la de conocer el ñacimientu del ríu Ebro, acerquémomos a xintar al chigre Fuentebro por varies razones, quedaba xustu enriba del ñacimientu colo que puedes xintar con un bon paisaxe si lo fais na terracina, dos porque nos falaren bien d'el y tres porque, aparentemente tamién tenía tiques, ¡qué más se puede pedir!.

Taba bon día y decidimos xintar fuera,  na terraza. Ca un a lo suyo, el peque decidió tirase por unos llangostinos, los cuales veníen con ali-oli de curry (persele que y-daba un gran toque y con un rebozu cruxente en formato paxa. La verdá que taben bien bonos y sólo nos dexó prebar un a los pas (el restu al sacu)



A la otra antoxáronse-y unos macarrones con tomate, chorizu y quesu gratiano que vio na mesa de al lláu, asina que nada. A mí gustame la pasta, pero nun soi mui amigu de esa forma de facer macarrones, en cualisquier casu, reconozco que taben al dente y que teníen un tastu bono. Vamos, lo importante ye que la neña fusilolos en un abrir y zarrar de güeyos, asina que perfeutos.



Pela mio parte decidime a prebar unes manes de gochu al estilu Fontibre. Perbien guisaes cola compaña de chorizu, xamón y una salsina estilo callos. Veníen con una fuentina aparte de pataques frites de verá y pimientos de Padrón. Unes bones manes, xelatinoses y prestoses asgaya.



L'otru platu tamién foi de guisu, unos papos de xata con quesu y membriellu (un amestu un tantu estrañu). La verdá que bien guisaos, perbonos anque pal nuestru gustu sobraba'l membriellu, bonos trozos y bona cantidá en tolos platos.



De compaña tomemos 3 copines de Rueda, una botellina grande d'agua y de postre 2 cafés con xelu y 2 xelaos pa los neños. A la hora de pagar vino la sorpresa, nun nel preciu, que taba bien, si non nos tiques, que nun teníen, parez ser que diéronse de baxa hai un timepu pero na aplicación del móvil de Endered entovía vienen.

Total 14,3 € por cabeza, bona RCP




lunes, 16 de marzo de 2015

Herbé (Valladolid - Castiella)


Fin de selmana mediu, mediu, ye dicir, parte de trabayu estirau un poco más por placer que nos llevó la nuechi del sábadu a nun poder comer nel sitiu que nos recomendaron (El Peso) y que decidimos cambiar xuto por el chigre que ta a la ver, el Herbé.

La verdad que una sorpresa interesante, sinceramente, la parte de bar nun llamaba gran cosa pa quedase a cenar (y eso que taba enlleno de xente picando y tomando vinos), pero nun yera mui afayaizu. Sin embargu, el comedor, bien dixebráu y aisláu del ruidu del bar, resulta piquuiñin y más agradable, ye otra cosa.

Nun miremos nin la carta, díbemos con ganes de llechazu (bono, pa ser sinceru yo) y por recomendación del camareru (peramable) entamemos con una de setes plancha con chorizu. Raru l'amestu, pero resultón, setes perbones, xugosines a les qu'hai que poner el "pero" de la temperatura, taben templadines, nun calientes, pero por el tastu inclínome a pensar en una mala medición de tiempos pa nun tener qu'esperar munchu por el segundu, que non en un calentón mínimu de fornu nel caberu momentu. Bien, una ración prestosa.



De segundu, el llechazu D.O. que nun tenía pero. Puntu perfeutu, xugosu, carne que se defacía y el turriadín esterior del pelleyu. Lo dicho, prestome asgaya y fízome escaeceme del de la nuechi anterior onde quedó demostrao que por más que'l productu ten D.O si nun hai mano na cocina, nun hai na que facer, eso sí que'l productu seya bonu ye una garantía.

Na semeya el mio emplatáu, sobre un platu d'esos que permiten mantener el calorín de la pieza mentantu te dura'n platu...que nun foi munchu tiempu :-)



De compaña La Planta 2013, vino que dicho asina permitiome facer un chiste mal non, lo siguiente y que nun pienso reproducir equí por temor a que nun me volváis a lleer, collacios :-). Un agua, dos cafés con xelu y convite a un par de copines de crema d'oruxo casero. Total una cuenta de 38€/persona de la que s'encargaron los "santos tiques" que tante allegríes gastronómiques nos permiten nestos tiempos.

lunes, 9 de marzo de 2015

La Mina (Cuayoto - Uviéu)


La Mina ye un chigre de los que menos tiempu lleven abiertos en Cuayoto, pueblu nel qu'hai chigres asgaya.

Bien decoráu, con alcordances a la mina, varios espacios dixebraos en forma pa tar agustu (chigrón, restaurante y terraza cubierta con califación de setes de butanu), la verdá que da bona impresión.
Mantelos de tela y sensación de tar bien atendíu. Un puntu malu, coño, si yes un chigre, yes un chigre, pero nel restaurante ponente el pitorru verde pa char la sidre y eso a mi nun me presta munchu.

Diendo a lo nuestro, doña croqueta pidió croquetes de xamón, pa variar, eso sí, 1/2 ración de les que dieron cuenta los dos guah.es ensin problemes. Gustaron-yos, hasta ehí puedo lleer y que teníen bona pinta.



Don bichos pidió lo suyo, calamares y pulpu. Los calamares frescos a la romana, taben perbonos, con un rebozu con un toque d'ayu y perrexil y una salsa casero d'alioli de compaña, dexábense comer perbien y gustaronnos a toos. Bona ración a recomendar.




Convenciome menos el pulpu a la brasa, curioso eso sí, qu'al restu de personal y-prestó asgaya. Debe ser que yo esperaba un pulpu a la brasa y lo que vino nun finé de velo claro. O tenía poca brasa o taba metá y metá (metá guisau, metá na brasa) porque'l resultau, que taba abondo bono, nun yera el esperaú. Eso sí, los tomatino pelaos a la brasa tan bien bonos.

Como vos digo, platu con diferencia d'opinones o d'opinión nos presentes :-)


El caberu fueron un par de sollombos de potru, que ya nos traxeron emplataos. Rico, poco fechu, una carne prestosa, nunca la prebara, nun tien un tastu tan marcáu como la vaca, ye algo más dulzona, nun sé, taba bien fecha. Eso sí, el cocineru/a debe ser caribeñu/a, ya la cosa qu'había perriba del pulpu, yera raro pero la salsa de compaña del potru, nin vos cuento. ¿parez de pimientu y tomate, eh?, pues non, prebesla y..sorpresa...de plátanu. Ehí quedó fios, quédome cola carne.



Fuera de bromes, un bon sitiu con tiques, nel que por esto, un par de cafés con xelu, una botella d'agua grande y una de sidre paguemos 56 €, lo cual ye abondo razonable.