sábado, 4 de junio de 2011

Los Avellanos - Los Ablanos (Tanos - Cantabria) por los Pululantes

Buscando un sitio en Cantabria para un evento especial encontré Los Avellanos. Tiene una estrella Michelín y, lo más importante, había leído buenas críticas en la web. Dentro de un pequeño edificio de piedra se encuentra el comedor, con apenas 8-9 mesas. Contra lo que pudiera parecer desde fuera dada la estructura del edificio, la decoración es muy moderna, minimalista y en tonos casi exclusivamente blancos. Además la luz es bastante intensa en el local. Esto le hace no ser muy acogedor de mano. Eso sí, las mesas están bastante separadas entre sí aunque había mucho ruido de las conversaciones, quizá por el carácter español.

El maitre nos atendió estupendamente toda la noche, con un trato muy amable y un entusiasmo propio del mítico Jordi Hurtado. Nos introdujo a la carta de la que finalmente elegimos el llamado Menú Gastronómico, con 5 platos degustación.

La carta de vino es extensísima, con vinos de prácticamente todo el mundo. Pedimos que nos aconsejase un Syrah, y nos ofreció sorprendernos con un para mí desconocido Álvarez Nölting de la D.O. Valencia. El vino estaba bueno aunque sin el toque "dulce" (nótese mi desconocimiento en los matices de la cata) típico del Syrah. Afortunadamente era en la gama económica, sólo 18€. En general la bodega estaba muy ajustada de precio. Como referencia, el Mauro costaba 30€.



Enseguida nos trajeron unos aceites de oliva y una sal especial,de fuerte sabor, con especias, para amenizar la espera. Entre los aceites destacaba un picual extraído del primer día de la primera cosecha. Tenía un color verde intenso y un sabor también muy fuerte que nos llamó mucho la atención (para bien). Después llegó el aperitivo que consistía en un salmorejo de remolacha con mouse de queso de la zona. A mí el gazpacho y similares no me gustan, aunque este salmorejo tenía una textura muy fina y combinaba perfectamente con el queso.



Empezó el desfile del menú degustación con el Milhojas de Perdiz, Foie Gras y Manzana. En la boca destacaba primero el suavísimo foie gras y para finalizar el bocado se imponía el sabor más dulce de la manzana. Un plato delicioso.



A continuación el Arroz Cremoso de Azafrán y Regaliz. Curiosa mezcla de sabores, pensaréis. Al principio me dejó un poco indiferente, aunque el arroz estaba perfectamente en su punto, pero poco a poco el aroma de regaliz fue inundando la boca e incluso subía hasta la nariz con lo que empecé a disfrutarlo ya que me recordaba sabores de la infancia. Exquisito.



Como muestra de pescado nos sirvieron Salmonetes con Parmentier de sus Higaditos al Estragón. Este quizá fue el plato que menos nos gustó. El salmonete estaba en su punto pero un tanto soso y la salsa de "higaditos" era cremosa pero tampoco tenía un sabor que enganchase. Iba acompañando de huevas de oriciu (erizo, dicen por allí), lo único que aportaba un poco de color al plato.



El Pichón de Aráiz Ligeramente Ahumado con Risotto de Piñones cerró el menú de platos principales. Efectivamente se notaba el sabor ahumado, que particularmente me encanta. Los trozos de pichón estaban ligeramente hechos por el interior y crujientitos por el exterior haciendo que cada bocado fuese exquisito. Me encantó este plato. El risotto de piñones, muy original, estaba bastante rico pero me dediqué casi exclusivamente al pichón y reservé un poco de espacio para el postre :-).



Consistía en una Torrija Caramelizada con helado de Almendra y Avellanas. La torrija quizá un poco floja ya que no deja de ser un plato sencillo. Me gustó más el helado, muy fresco y que entraba muy bien. Pedimos también café que vino acompañado de unos dulces variados, como una galleta con chocolate tipo "chips ahoy", una delicia de melón caramelizado, un chupito de vainilla y alguna cosa más para la que ya no tuve sitio.



El menú cuesta 45 euros + IVA y en total nos salió por 120€ la cena, puesto que no estaba incluido el vino y algún otro aperitivo burbujeante que cayó antes de empezar a comer ;-). Me pareció una experiencia recomendable aunque no sé si tanto como para una estrella Michelín. Pero bueno, ya sabemos que los gustos Michelín y los gustos Fartones no suelen ir por el mismo camino :-)

Finalmente un detalle feo de la decoración, aunque no es culpa del restaurante. Pero es que ir a un Estrella Michelín y encontrarte con lo de esta semeya... :-)

14 comentarios:

Fartones dijo...

a) Los ablanos ye un de los miles de sitios de Cantabria que tenia previstos y de xuru que lu tendre'n cuenta. Eso si, fiome munchu de vosotros y la RCP nun veo qu'acompañe bien.
b) sigo pensando que n'estos sitios los pexes nun son lo d'ellos. Tolos platos ricos o perbonos que comentais son de carne o arroz.
c) Los paxaros son una debilida mio, que y-voi facer y un bon pichon ta coyonudu
d) El nuesu amigu Toni nun podra dicir qu'hai escesu mariscu n'esti menu jeje
e) Tuve a puntu de censuravos la cabera semeya, pero coño, dempues diriaisme que si la lliberta d'espresion, que si lleches, asina que dexela ehi. Nun se si tendre que pone-y un avisu d'esos de "les siguientes imaxenes puen producir trastornos a les persones sensibles" pa por si acasu mos demanden o dalgo.

Jorge Díez dijo...

Je, je, je. Empezaré por el final: un poco cabroncetes, amigos Pululantes ;-) Es que la foto esa de la "hucha"...
Ahora, lo serio. Uno de los que habla bien por la red de Los Avellanos soy yo, que salí muy a gusto de allí. Efectivamente, la bodega tiene buenas sorpresas. De los platos, el único que me da un poco de "miedo" es el arroz con regaliz, que es un sabor que rechazo. Pero lo demás me parece apetitoso. A partir de ahí, para gustos, colores. En fin, que yo voto por ellos. Lástima que en vuestro caso faltase ese "puntito", ese paso más para disfrutarlo plenamente.

Anónimo dijo...

No llego a entender esa frase que dice:en los restaurantes michelin no se come buen pescado,no se si te referiras cocinado o al producto en si,pero yo te puedo decir que he comido en muchos michelin tanto de España como de fuera,que he comido muy buenos pescados.

Fartones dijo...

Jorge
Un poco solo?...malos, mas que malos jeje.
Yo la verda que lu tengo n'axenda a ver la prosima per Cantabria

Anonimu
Igual nun m'esplique bien, de "nun ye lo d'ellos" a " nun se xinta bien el pexe" hai un cachu bien gordu a mio entender. Como percepcion mio, n'esto sitos (qu'a mi prestenme como al que mas) suelen tener unos pexes de perbona calida. Ensin embargua la forma de facelos nun termina de llegame escepto una vegada nel Corral. Igual ye l'intentu de nun "facer" casi na col productu y dai un toque de cocina na mas que nun me llega. Pero nun digo que se xinte mal, solo digo que pa mi, la carne suelen preparala munchu meyor que los pexes. Na mas.

Mariano dijo...

Con esa escena a uno le queda la duda de dónde echar la propina, ¿no?

Saludos!

SIBARITASTUR dijo...

Una cosa que me llama la atención es que para ser una estrella no le atizan a los márgenes del vino y eso siempre es de agradecer..

Manu dijo...

Muy buen post amigos Pululantes, con fotos reveladoras de los platos y de algún enemigo del buen gusto.

Fartones dijo...

Sibarita
Pues si, eso si que tamien llamome l'atencion.

Manu, Mariano
jeje, ye qu'estos pululantes tienen mala lleche!!, pero hailos que nun se dan cuenta de lo que lleven puestu!!

pululante dijo...

jajaja, centrémonos en la comida por favor :-P

No sé si dió otra impresión en el texto pero recomiendo probar el sitio. Para mí el arroz con regaliz y el pichón ahumado estaban buenísimos y merecen ellos solos la visita.

Fartones dijo...

Tan, ta n'axenda, nun te preocupes :-)

Pululanta dijo...

@Jorge: De no estar incluido en el menú degustación probablemente nunca nos hubiésemos atrevido a probar el arroz con regaliz, pero tengo que reconocer que aunque lo probamos con recelo es uno de los platos que mas ha conseguido sorprenderme hasta hoy. Nunca se me habría ocurrido ponerle regaliz a nada, y menos a un arroz cremoso, pero merece la pena pasar por la experiencia de probarlo aunque finamente no guste, porque no me parece fácil a estas alturas encontrar una mezcla de sabores que sorprenda tanto.
Pedimos disculpas por haber herido la sensibilidad de nuestros lectores, la verdad es que nos echamos unas buenas risas a costa de la famosa foto, no fue un "posado" fácil :-)

Jorge Díez dijo...

Estoy de acuerdo, Pululanta. Mi experiencia con esa casa fue lo bastante buena para atreverme a "ponerme en sus manos". Eso del regaliz sólo lo hago con cocinas de máxima confianza.

Fartones dijo...

A mi nun ye un tastu que me disguste nos carambelos o les caxigalines en xeneral anque prefiero nun abusar. Otra cosa ye n'una xinta de verda, pero too ye prebar!

Jorge Díez dijo...

Yo probé en menús muy serios (Martino, Campoviejo) platos con ese ingrediente y los resultados fueron buenos.