domingo, 17 de julio de 2011

Blanco Saten - Blancu Saten (Uvieu)

¿Musica o cena?, ¿cena o musica?, ¿porque non les dos coses a la mesma vegada?. Eso debieron pensar los dueños d'esti chigre n'Uvieu que intenta amestar bones comides con bona musica los fines de selmana. Un apuesta que merez la pena que salga bien pa qu'haiga una opcion diferente na nuechi uvieina.

Ambiente pa pareyes o grupos de collacios diferente. Al entrar un tien la impresion de llegar al tipicu chigre de les pelis americanes de gansters con una zona d'escenariu piqueñian rodeau de les meses de los que vamos xintar. Too decorau colos colores y les formes de les tecles d'un piano en blancu y prietu. Lo dicho, mires a un llau y esperes alcontrate a Al Capone con smoking y sombreru con ales.

La musica entama alrodiu de les 12:00 polo que depende de cuando llegues a cenar taras ya colos postres, los cocteles, los chupitos o col primer platu, ya sabeis, ca un ye ca un y ca dos una piragua.

Impecable decoracion retro, detalles nes meses como los de les botellines d'aceite y vinagre o les velines (que como les traxeron prendies tarde un tiempu en dame cuenta que yeren lluces de Philips :-) con un curiosu sistema pa prendeles boca abaxo una vegada apagabesles, boca riba otra taben enceses) pa que la nuechi seya los mas prestosa posible.








La nuechi entamaba bien y l'apuesta palos fines de selmana consiste n'una carta reducida de la escueyes un entamu, un segundu y un postre por perosona por 35€ + bebides aparte y, por supuestu, col espectaculu incluidu.

Xugueton y torpe como soi yo, por dalgo me llamais "manes erotiques", tuve a puntu de cargame les veles 90 veagaes(pa riba, pa baxu, pa riba, pa baxu...) llegaron los entamos de la casa que prestaronme, pero que como fui fai un mes y mediu, reconozco que nun m'alcuerdo de lo que yeren, taben bonos eso si :-)



Pasemos a los platos d'entamu, "angulau de calamar y gambes" y "caprichu de manes de gochu en salsa de setes y aceite del Piquillu".



Equi. lluces y solombres y como nos entrugaron al final de la comida tamien yos-diximos a ellos. L'angulau yera un platin con trozos perfinos de calamares, gambes y gules (coratos en tires) que, francamente resulto un platu prescindible del too, bono casi del too, una cosa taba bona y seria la constante de la cena, la salsa. Nun se si les salses les fai una persona'n concretu, pero toles salses de tolos platos taben pa facer barquinos. Eso si, nin la salsa llograba que'l platu fuera pa alcordase d'el.

Lo otru entamu ameyoro les sensaciones, curiosa forma de preparar unes manes de gochu tipu pastel con un rebozu perfinu per riba tipu crocreta, pero munchu mas finu y unes cebolles frites acarambelizaes de compaña. Esto taba bono, ensin ser la forma na que mas me presten les manes, orixinal. La salsina espectacular como ya dixe con un gran tastu a pimientos y un toque de tastu a setes. Esti platu xubia'l nivel (claro, que taba baxu col angulau)

Los segundos consistieron en "bacallau con boleteus, piñones y freh.oles" qu'encanto al otru llau de la mesa, sobre too, pola salsa (mira que toi pesadin con esti tema). Bacallau (desalau) nel so puntu de cocion y una racion de tamañu considerable. Ricu.



El mio segundu foi una paletilla de llechal al fornu con pataquines a la panadera y la compaña d'una salsina tirando a dulce pelos llaos del platu qu'amestaba estupendamente cola pieza.
Perfeutamente cocinada la carne taba sele y la pieza yera grande. La salsina completaba estupendamente'l platu ya que nun molestaba pa na nel tastu del llechal y si queries podies moyar un plizcu pa da-y esi toque diferente. L'unicu pero, si'n vez de llecha llamenlu "corderin piquiñin que ya pastio un plizcu" yo quedaba mas contentu, de llechal ya-y quedaba poco, lo que nun quita pa que tuviere coyonudo.



La compañia alcoholica foi variada a lo llargo la nuechi, pero la escoyia pala cena por nosotros foi un Mas Perinet 2005. Un Priorat que nun conocia que nos presto un monton. Finabemos con dos cafes con xelu cuando entamo la musica. Un triu que cantaba canciones de Sabina n'acusticu. Siguimos con un par de moscateles avieyaos (convidaronnos por nun tomar postre) mentantu esfrutabemos de la musica. El problema foi unes conocies de la muyer que taben de folixa detras mio a las que yos-dio por convidanos a una botella de Raventos i Blanc reserva que cayo entera, por supuestu, pero que dexo una clara resaca al dia siguiente.

Too ello polos 35 + bebides que se quedo en 51,5€ por cabeza. Una apuesta diferente na que cambiaria l'angulau. Espero que tengan suerte.

14 comentarios:

Jorge Díez dijo...

Hombre, me haces un favor. Necesitaba yo un "chigre tester" para saber qué se cocía en esa nueva "apuesta" tan peculiar en el Oviedín del alma. Pero voy a tener que seguir buscando, porque sigue sin quedarme muy claro. No sé, no suena mal pero no acaba de animarme.
En todo caso veo que lo pasasteis bien y eso es bueno. Aunque haya que pagar peaje a los feroces sulfitos al día siguiente ;-)

Fartones dijo...

A ver, normal que nun te suene del too. Pa ser sinceru, l'apuesta yue xeneral, musica + cena los fines de selmana. Ente selmana solo cena. Pero si voi ente selmana a xintar na mas igual quedo curtiu. Ye un too. nos pasemoslo bien, perbien, pero si solo vas a pensar na comida, hai chigres n'Uvieu onde se xinta meyor. Ye una cuestion de saber a que vas a la gueta :-).

SIBARITASTUR dijo...

Estuve un dia tomando un café y me llamó la atencion la decoración del local, la barra mas concretamente, ese blanco y negro tan presente. No conozco la parte de los músicos.
Miré la carta de vino y aunque hay cosas está bastante descompensada y repleta de cosas conocidas...

Fartones dijo...

Si, la decoracion ye prestosa y curiosa. Como digo, date la sensacion d'entrar n'un club del Chicago de los años 20. La parte de la musica depende'l fin de selmana, sobre'l miercoles ponen na carta lo que toca pa esi finde.
De la carta vinos, toi contigo a mi'l Mas Perinet paeciome una bona entrada, tamien tenien algun Mallorquin curioso, lo demas lo habitual, pero ya sabes qu'a mi colo habitula ensin pasase de preciu teo onde escoyer :-). Referencia el Mauro a 30, anque ayeri vilu n'otru sitiu a 29 :-)

Toni dijo...

¡Vaya! Precisamente escribía nel foro de Los Diletantes que nun me presta na comer con música.

Y falando de esti Blanco Satén, desea-yos éxito asgaya, pero no creo que me vean por allí.

Fartones dijo...

jeje Toni, habara qu'añadir eso al IVA ;-)
Bono!! alcuerdate que la musica bien dempues de la cena, nun en meta :-). Amas, ente selmana nun tienen musica :-)

Jorge Díez dijo...

Fartones, Toni es un hombre de principios sólidos y necesita sus tres razones. Como la del tabaco se la han resuelto, la nueva trilogía ha de ser: IVA, marisco y música.
Je, je, je...

Toni dijo...

Mucho cabronazo anda por este blog.

Fartones dijo...

jeje, da que pensar...Prohibiran el mariscu pa que pueda dir xintar tranquilu?

Fartones dijo...

ye con cariñu :-)

Zuhur dijo...

Ni en Uvieu, ni aquí, en el "mesmo" Bilbo, me acaba de convencer la combinación cena + música.
Según decía un "chirene" amiguete de juventud: "Desde que se inventaron el bidé y la máquina de cortar jamón, ni lo uno sabe a lo uno, ni lo otro sabe a lo otro".
Me temo que posiblemente ocurra lo mismo en ese tipo de mistificaciones "cena-baile" ;-)))
Muy cordiales saludos.

Fartones dijo...

jeje don Zuhur.
La diferencia ye que nun t'amestao del too, entames a cenar y dempues vien la musica :-)

Manu dijo...

Ta bien sabelo (que existe esta propuesta) pero no me convence muncho.

Fartones dijo...

Agora almiten tiques...por si acasu teneis dello de vosotros.