lunes, 9 de marzo de 2015

La Mina (Cuayoto - Uviéu)


La Mina ye un chigre de los que menos tiempu lleven abiertos en Cuayoto, pueblu nel qu'hai chigres asgaya.

Bien decoráu, con alcordances a la mina, varios espacios dixebraos en forma pa tar agustu (chigrón, restaurante y terraza cubierta con califación de setes de butanu), la verdá que da bona impresión.
Mantelos de tela y sensación de tar bien atendíu. Un puntu malu, coño, si yes un chigre, yes un chigre, pero nel restaurante ponente el pitorru verde pa char la sidre y eso a mi nun me presta munchu.

Diendo a lo nuestro, doña croqueta pidió croquetes de xamón, pa variar, eso sí, 1/2 ración de les que dieron cuenta los dos guah.es ensin problemes. Gustaron-yos, hasta ehí puedo lleer y que teníen bona pinta.



Don bichos pidió lo suyo, calamares y pulpu. Los calamares frescos a la romana, taben perbonos, con un rebozu con un toque d'ayu y perrexil y una salsa casero d'alioli de compaña, dexábense comer perbien y gustaronnos a toos. Bona ración a recomendar.




Convenciome menos el pulpu a la brasa, curioso eso sí, qu'al restu de personal y-prestó asgaya. Debe ser que yo esperaba un pulpu a la brasa y lo que vino nun finé de velo claro. O tenía poca brasa o taba metá y metá (metá guisau, metá na brasa) porque'l resultau, que taba abondo bono, nun yera el esperaú. Eso sí, los tomatino pelaos a la brasa tan bien bonos.

Como vos digo, platu con diferencia d'opinones o d'opinión nos presentes :-)


El caberu fueron un par de sollombos de potru, que ya nos traxeron emplataos. Rico, poco fechu, una carne prestosa, nunca la prebara, nun tien un tastu tan marcáu como la vaca, ye algo más dulzona, nun sé, taba bien fecha. Eso sí, el cocineru/a debe ser caribeñu/a, ya la cosa qu'había perriba del pulpu, yera raro pero la salsa de compaña del potru, nin vos cuento. ¿parez de pimientu y tomate, eh?, pues non, prebesla y..sorpresa...de plátanu. Ehí quedó fios, quédome cola carne.



Fuera de bromes, un bon sitiu con tiques, nel que por esto, un par de cafés con xelu, una botella d'agua grande y una de sidre paguemos 56 €, lo cual ye abondo razonable.








2 comentarios:

David López Castañón dijo...

Paezme baratu y too, anque si cenasti con sidre, la cosa ya va cuadrando.
Otru apuntáu pa los Tickets!

Fartones dijo...

Cenemos con poca sidre,amás. Coche y guah.es nun comulguen con ella