viernes, 21 de octubre de 2016

La Traserilla (Palencia - Castiella)


Una visitina a Palencia pa pesllar el branu nun vien mal. Esta vegada por fin pudimos esfrutar, magar del guía, d'una visita a la impresionante Catedral (y eso que nun soi yo munchu de piedres).  Ciudá piquiñina, afayaíza y enllena de vida na cai, ye un sitiu prestosu pa relaxase (o non).

Decidimos repetir en La Traserilla, ente otres coses porque sigue siendo un referente en Palencia y porque na anterior visita eso de "otres formes de llechazu" dexóme raru y había que lo compensar y que bien cenemos :-). Eso sí, tengo que dicir, qu'esi intentu de metenos a cenar nel comedor trancáu que golía a humedá sentome mal, pero que lo compensaron (El restaurante ye una casa vieya remociada con varios pisos y varios comedores). Señores, eso nun se fai.

Al granu, depués de que la camarera, con xestu de sustu y-entrugara'l xefe si podíemos camudar de comedor (si non quedaben sin dos cenes, mui al nuesu pesar). Sentaos n'un comedor de la planta de riba (munchu más afayaízu y ensin olores) y col fenshui necesariu pa centranos en la nuechi y la comida, punximonos a ello.

D'entamu la casa llegaron unos palmitos con güevares que taben perbonos, pa entonar el butiellu.



Como siempre, teniendo'n cuenta que nun comemos muchu, equivoquemos el pasu cola comanda. Vamos, que nun nos dimos cuenta del  tamañu de les raciones hasta que foi tarde. De primeru pa compartir unes alcachofes naturales con setes y xamón que taben d'escñandalu. Bono, ya que somos fanes d'eso de les alcachofes y ya nos ganen con bon productu, pero perbien. Saldsa ligadina, tastos integraos, prestosa asgaya y ración "mínima".


De segundos yo decidí resarcime, llechazu tradicional. Agua sal y fornu, nun pedía más y eso vino. Cola compaña d'una ensaladina. Yo prefiérolo un plizcu más fecho, pero taba cotonudu y yo, a puntu de morrer de la fartura.




 Pel otru lláu de la mesa, unos papos de xata de ración piquiñina, que prebé enantes de desamarrar el cintu, por dicir que lo prebaba. Prestoses, xugoses y bien cocinaes, un platu redondu.



 La carta de vinos ye grande (y tradicional) decidimos un Hesvera crianza 2010 que nun sedrá del gustu de los wine lovers ;-), pero vamos, que cumplió como un campéon y según les mio notes d'preba "taba bono".

Un par de cafés con xelu y 79 € de cuenta pagaos con tiques (otra razón más pa venir perquí), prestosa cean una vegada arreglao lo de la mesa.







3 comentarios:

David López Castañón dijo...

Yo soi tamién de les tos notes de preba :P

Toni dijo...

Esti sitiu ye tamién al que voy cuando toy en Palencia. Tengo post en mi blog.

Fartones dijo...

Un sitiu prestosu, Toni!